Sobre fantasmas

por naikodemus

– Y dígame, Penrose, ¿cómo es que tiene tapiada esta salida? ¿Qué sentido tiene abrir la puerta para encontrar que está cerrada con ladrillos?
– ¡Señorita! Es que un fantasma no puede llamarse tal, si no desaparece a través de un sólido contundente. Y como comprenderá, no es elegante atravesar el busto de Lord Carrington, o el jarrón del vestíbulo, por muy chino que sea.

Anuncios