Benevolencia, según Adam Smith

por naikodemus

Sentir mucho por los demás y poco por nosotros mismos; reprimir nuestro egoísmo y practicar nuestras inclinaciones benevolentes; esto constituye la perfección de la naturaleza humana.
Adam Smith.

Anuncios