Naikodemus

opiniones, reflexiones, apuntes

Etiqueta: anarquismo

sobre la deuda y la quita

Laboristo trabaja todo el día. Y debe dinero a Uzuristo. Trabaja precisamente para eso, para devolver la deuda que tiene contraída. Pero por mucho que trabaje, la deuda le resulta impagable.

La cantidad que Laboristo debe son 100 deudólares. Y el total de intereses, un 10%. Total, 110D$.

Como Laboristo no puede puede pagar, decide hablar con Uzuristo.

– Uzuristo, mira, somos gente sencilla y honesta. Y hemos comprobado que por mucho que trabajemos no llegamos a pagarte lo que te debemos. ¿Podrías perdonarnos parte del dinero?
– Laboristo, Laboristo… no puedo perdonarte la deuda. El dinero que te he prestado lo necesito para comer yo. Te he prestado mis reservas. Y además, si no me pagas los intereses, ¿qué tipo de negocio es el que estoy haciendo? No me sale a cuenta.
– Uzuristo, es que las cosas han cambiado. La situación no está como cuando te pedimos el dinero. No podemos pagar.
– Lo entiendo Laboristo. ¿Sabes lo que vamos a hacer? Como lo que necesitas es volver a crear riqueza y esas cosas te voy a ayudar a eso.
– ¿Vas a venir a trabajar conmigo?
– No, no, por Dios. Vamos a hacer algo más conveniente. Te voy a dar más dinero para que puedas invertirlo en crear lo que te haga falta para devolvérmelo. Así tú creas lo que necesitas y ambos satisfechos.
– ¿Entonces no me perdonas parte de la deuda?
– No.
– Bueno, como estoy en necesidad extrema, acepto. No tengo otra.
– Hecho. Además, así según te pague, puedes devolverme parte de la deuda, y tendrás menos presión.
– De acuerdo. ¿Cuánto me vas a dar?
– 50 deudólares.
– Ah, qué bien.

Veamos.

[A] Situación inicial: Laboristo debe 100 + 10. Total 110D$, que parecen ser de Uzuristo.

[B] Supongamos que Uzuristo le hace una quita sobre la deuda. Una quita de 40, y le da 10 para que Laboristo pueda generar riqueza:

  1. Laboristo pasa a deber (100-40) + (10% original). Que son 70D$.
  2. Laboristo tiene que trabajar menos para devolver la deuda.
  3. Laboristo tiene 10D$ para generar riqueza por valor de lo que necesite, más la deuda, que es de 70D$.
  4. Uzuristo ingresa menos. En concreto 40D$ menos.

[C] Supongamos que Uzuristo no le hace una quita, y le presta más dinero. Que además Laboristo tiene que emplear para devolver parte de la deuda.

  1. Laboristo pasa a deber (100+50) + (10% original + 10% del nuevo préstamo). Que son 165D$.
  2. Laboristo tiene que trabajar más para devolver la deuda.
  3. Según entran 50D$, 40$ salen por la puerta para devolver parte de lo adeudado.
  4. Laboristo tiene 10D$ para generar riqueza por valor de lo que necesite, más la deuda, que es de 125D$.
  5. Uzuristo ingresa más. En concreto 55D$ más.

Pues eso. No hay más comentarios.

Anuncios

comunismo

Nuestra única preocupación es el comunismo. No hay nada previo al comunismo. Los que creyeron lo contrario, a fuerza de perseguir la finalidad, zozobraron con cuerpos y bienes en la acumulación de medios. El comunismo no es otra manera de distribuir las riquezas, de organizar la producción o de administrar la sociedad. El comunismo es una disposición ética: una disposición de dejarse afectar, en contacto con otros seres, por lo que nos es común. Una diposición a compartir lo común. El otro estado de Musil se le parece mucho más que la URSS de Jruschov.

Tiqqun, en «Teoría del Bloom».

la escuela I

La escuela no es de ningún modo, por cierto, la única institución moderna cuya finalidad primaria es moldear la visión de la realidad en el hombre. El currículum escondido de la vida familiar, de la conscripción militar, del llamado profesionalismo o de los medios informativos desempeña un importante papel en la manipulación institucional de la visión del mundo que tiene el hombre, de su lenguaje y de sus demandas. Pero la escuela esclaviza más profunda y sistemáticamente, puesto que sólo a ella se le acredita la función principal de formar el juicio crítico y, paradójicamente, trata de hacerlo haciendo que el aprender sobre sí mismo, sobre los demás y sobre la naturaleza dependa de un proceso preempacado. La escuela nos alcanza de manera tan íntima que ninguno puede esperar liberarse de ella mediante algo externo.
Ivan Illich.
La Sociedad Desescolarizada.

disentir para avanzar

En cualquier comunidad, la disensión –y los disidentes– evitan el estancamiento de ésta. Las palabras peyorativas como mandar y gobernar se refieren realmente a silenciar a los disidentes, no al ejercicio de la democracia; irónicamente, es la «voluntad general» consensual lo que podría muy bien, en la frase memorable de Rosseau de El contrato social, «obligar a los hombres a ser libres».

Murray BookchinAnarquismo social o anarquismo personal, pág. 42.
Virus editorial, 2012.

sociedad ideal responsable

En la sociedad ideal, compuesta por seres totalmente responsables, las normas pasarían desapercibidas y acabarían por desaparecer. Solo un único movimiento social tuvo la audacia de hacer explícito este presupuesto y asumir las consecuencias: el movimiento anarquista. Por el contrario, todas las formas de liberalismo fundadas en esta metafísica racionalista son versiones más o menos aguadas de este credo.

Isaiah Berlin. Dos conceptos de libertad y otros escritos.
Alianza Editorial, 2010.

A %d blogueros les gusta esto: